Guanajuato: la joya colonial de México

Ubicado en la región centronorte de México, Guanajuato es uno de los destinos favoritos de viajeros nacionales e internacionales y es que es de esa clase de lugares que fácilmente fascinan. Se trata de una ciudad que desde 1988 fue nombrada patrimonio de la Humanidad por la Unesco y que desde hace más de 4 décadas ha sido sede del Festival Internacional Cervantino.  Actualmente es una de las ciudades coloniales más bellas y representativas de México, además de ser parte clave en la historia del país, pues aquí se han llevado a cabo importantes eventos, entre los que por supuesto destacan los relacionados a la lucha por la independencia del país.

Tip de viaje. Si estás aquí te puede interesar dónde hospedarte en Guanajuato. Aquí te explico la mejor zona y las mejores opciones. 

Un imponente “Pipila”, que pareciera resguardar esta ciudad desde las alturas, nos recuerda que por Guanajuato han pasado importantes personajes de la historia de México; un museo de Diego Rivera no nos deja olvidar que esta ciudad ha sido la favorita de importantes artistas; un imponente Teatro Juárez, ese que es considerado el segundo más hermoso de México sólo después de Bellas Artes, nos invita a maravillarnos con la arquitectura; mientras que casi 100 momias, que son parte de uno de sus museos más visitados, y los más de 500 callejones que podemos encontrar, son testigos de que esta ciudad está llena de mitos y leyendas.

Callejones de Guanajuato - Foto @Mundukos

Callejones de Guanajuato – Foto @Mundukos

Y si hablamos de callejones y leyendas hay un lugar que no podemos dejar pasar: el callejón del beso. Ese en el que se cuenta que un padre prefirió matar a su hija al descubrir que salía todas las noches al balcón con el único objetivo de besar a su amado, un pobre minero, y en el que irónicamente cientos de enamorados hacen cola todos los días para recrear la parte romántica de la leyenda.

Sin duda para conocer leyendas, no hay mejor forma para escucharlas que en una tradicional callejoneada, esas que entre música de estudiantina y uno que otro chiste, cada noche invitan a los visitantes a conocer un poco más de la ciudad. Y es que no fuiste a Guanajuato si no te paseaste por sus plazuelas de noche, esas que cobran especial vida a la luz de la luna, si no me crees sólo falta que des una vuelta por el Jardín Unión o la Plaza… para ver cómo mientras cae el sol, aumenta el volumen de la música y las terrazas se llenan.

Pero para vivir la oscuridad de Guanajuato no necesitas que sea de noche, sólo tienes que bajar para caminar por sus túneles o visitar alguna de sus minas, ya que este lugar cuenta con una importante tradición minera que data de la época virreinal. Durante el día la ciudad también te invita a maravillarte con su mercado Hidalgo, lleno de artesanías y comida típica; a buscar la foto perfecta en la escalinata de la Universidad de Guanajuato, una de las más bonitas del país; a dejar la dieta para probar una guacamaya o un rico helado; y a quemar esas calorías subiendo sus empedrados callejones que retan a los menos deportistas.

Guanajuato tiene un poco de todo y a la vez el ambiente relajado que sólo se encuentra en las pequeñas ciudades. Así que es la escapada perfecta que estás buscando para tus vacaciones.

(Visited 319 times, 1 visits today)

Deja una pregunta o comentario

avatar
  Subscribe  
Notificarme