Gran Palacio de Bangkok -Foto Mundukos

¿Vale la pena visitar a Bangkok?

Pocos destinos son capaces de generar tanto amor y odio como lo hace Bangkok. La caótica capital de Tailandia, la del tráfico, el caos, el turismo masivo y de bajo costo, pero también la de los templos majestuosos, atardeceres espectaculares, precios accesibles y comida deliciosa.

Si vas al sur de Asia muy probablemente termines en esta ciudad y es que es una importante conexión en esta área del continente. Y aunque a veces alguno dude dedicar por lo menos unas horas a esta contrastante ciudad sin duda vale la pena parar para descubrir de qué se trata y, sobre todo, para llevarte tu propia opinión.

Mi experiencia en Bangkok estuvo lejos de ser fácil, y no lo digo en mal sentido, pero una ciudad tan acostumbrada al turismo a veces también comete el error de explotarlo de más: taxis que se niegan a poner taxímetro, precios exorbitantes que solo buscan hacerte pasar un buen rato regateando, proveedores turísticos que no hablan inglés, advertencias de timos en los templos… pero después de todo, hasta esos detalles conforman la experiencia y te terminan convirtiendo en un viajero más experimentado.

Tráfico en Bangkok – Foto: @mundukos

Y como lo dije, Bangkok está lejos de ser un destino a evitar. La capital de Tailandia es de esos lugares en donde encontrarás tantos atractivos que será difícil decidir por dónde empezar. Sus templos sin duda son su joya, entre los que destacan Wat Arun a orillas del río Chao Praya, Wat Po, con el buda reclinado de 43 metros de longitud, Wat Saket, ubicado en una colina artificial de unos 60 metros y  y por supuesto el Palacio Real con el Templo que alberga el buda de esmeralda, uno de esos lugares para perderse por horas sin dejarse de asombrar.

Buda Inclinado en Wat Pho – Foto Mundukos

Eso sí, siempre intenta llegar lo antes posible para evitar multitudes y no olvides nunca la ropa apropiada. En Tailandia, como en muchos lugares de Asia, los templos budistas están lejos de ser considerados únicamente atractivos turísticos y son lugares de culto, por lo que el comportamiento y vestimenta del visitante deben ser acorde al lugar.

Siguiendo con las razones para visitar Bangkok no debemos dejar de lado su comida, esa que puedes llegar a encontrar por precios ridículamente económicos en la calle y que sin duda es espectacular. Tampoco podemos olvidar los mercadillos, en donde el regateo es parte de la experiencia, ni los centros comerciales, que van desde los especializados en la piratería hasta algunos de los más lujosos del mundo.

Si nada de esto fue suficiente, que tal una escapada de la ciudad. A menos de dos horas encontrarás Ayutthaya, la antigua capital tailandesa, lugar que una vez fuera sede de uno de los imperios más importantes del Sudeste asiático y que fue devastada por birmanos. A pesar de esto  se encuentra aún llena de historia y tesoros ocultos que la convirtieron en Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1991; también permite ver un rostro más de la multifacética Tailandia.

Wat Maharat en Ayutthaya – Foto @mundukos

Con tanto que ver una escala en Bangkok no es suficiente, se requiere tiempo para adentrarse en la ciudad, para aprender a moverse por sus calles, familiarizarse con el transporte, encontrar esos rincones alejados del turismo y simplemente disfrutarla.

¿Cuánto cuesta viajar a Bangkok?

(Visited 467 times, 1 visits today)

Deja una pregunta o comentario

avatar
  Subscribe  
Notificarme