47 cosas que aprendí viajando por 47 países

Ya son 11 años de que hice mi primer viaje sola y, aunque realicé viajes antes, considero el primero el que hice a Europa a los 19 años. Y es que nada tiene que ver viajar con tus papás que hacen todo por ti, a tener que tramitar, decidir y resolver todo solo.

Cuando pienso en ese primer viaje recuerdo lo inexperta que era, que estaba completamente equivocada en cosas que pensaba, que tenía temores infundados… Así que esta es mi lista de consejos que me hubiera gustado saber en mi primer viaje y que nadie me dijo.

¿Por qué 47 consejos? Porque hoy llego a Vietnam, mi país 47, y ya que no es un número tan espectacular como 45 o 50, pues es mi forma de conmemorarlo y sobre todo de dejar información útil para otros viajeros.

De paseo por Hoi An – Mundukos

He  dividido el texto en secciones: mitos y generalidades del viaje; consejos durante el viaje; tips de equipaje; e información sobre aeropuertos y migración.

Mitos y generalidades de los viajes

1. Viajar NO es caro. Quiero comenzar con éste porque es uno de los principales mitos de los viajes. Mucho tiempo tardé en realizar mi primero y es porque pensaba que se necesitaba muchísimo dinero y si bien no son gratis, con buena organización y planeación puedes encontrar verdaderas gangas.

2. Improvisar no es lo más barato. Existe el mito de que las compras “last minute” son las mejores, sin embargo, no reservar con tiempo te quita la opción de comparar y elegir lo mejor (y muchas veces lo más barato). Y no, no siempre comprar de último minuto es más barato, las tarifas aéreas y sobre todo los trenes elevan mucho sus precios.

3. La gente es buena. En el mundo hay mucha gente buena y cuando estás de viaje encuentras muchísima. Esa que no duda en usar el internet de su celular para ayudarte a ubicar tu hospedaje e, incluso, están los que te ofrece alojarte en su casa solo por ayudar, los que te traducen, los que te ayudan a pagar cuando no sabes usar el dinero, los que te guían… En fin, no temas pedir ayuda.

Pero tampoco confíes en cualquiera. Tampoco es cuestión de ser ingenuo, muchos solo te ofrecerán ayuda con la intención de venderte un tour o hasta robarte, así que es cuestión de saber discriminar la ayuda real de la que no lo es.

4. Viajar NO es peligroso.  Es solo cuestión de tener sentido común y cuidados generales que tendrías en cualquier lugar. Y  viajar sola TAMPOCO lo es. Olvídate de los mitos, viajar sola no tiene mayor diferencia  con hacerlo en grupo o pareja en cuanto a seguridad.

De paseo por Dubai - Foto @Mundukos

De paseo por Dubai – Foto @Mundukos

5. ¡Pregunta! ¿Quieres un servicio extra en tu hospedaje? ¿Te perdiste? ¿Necesitas ayuda? ¿No sabes si tienes descuento? Pierde el miedo a preguntar, nos perdemos de muchísimos servicios y cosas como viajeros por el miedo a preguntar. Los hospedajes incluyen muchas veces servicios que ni nos imaginamos gratis, quien menos te imagina puede hablar tu idioma y ayudarte si estás perdido, puedes obtener upgrades sin costo… Sólo pregunta, de viaje siempre aplica lo de “aquí nadie me conoce”, así que olvídate de hacer el ridículo.

6. Realiza turismo responsable. No dejes basura, no participes en actividades que afecten poblaciones vulnerables o animales. Viajar también es una responsabilidad.

Excursión a la reserva de elefantes en Tailandia - Foto @mundukos

Excursión en grupo a la reserva de elefantes en Tailandia – Foto @mundukos

7. No creas todo lo que te dicen o lees de un destino. Crea tus propias opiniones de cada lugar nuevo y, sobre todo, llega sin ideas preconcebidas: “los franceses odian que les hables en inglés”, “los meseros españoles son groseros”, “en Dubai todo es lujo”…

8. Viajar es una experiencia de humildad. Reconocer que hay otras formas de vida distintas a la tuya, que otros países tienen cosas mejores, que muchas veces necesitarás ayuda y confiar en el otro quedando completamente vulnerable es parte del viaje. Además, debes estar dispuesto a equivocarte, a que se rían de ti porque no entiendes algo… en fin, a aceptar que estás muy lejos de dominar o saber todo.

9.  Nada es exótico o extraño. Lo que para nosotros es raro del otro, para ellos lo es de nosotros. Así que cuando viajes olvídate de lo exótico, simplemente son formas de vida distintas y respeta las costumbres, por más raras que te parezcan.

10. No todo en el viaje es perfecto. Te perderás, te cansarás, te confundirás, te puedes enfermar… ve preparado a que no todo será ideal, pero valdrá la pena.

11. Un viaje largo necesita pausas. Querer recorrer Europa en un mes o buscar viajar a 3 continentes en un solo viaje son cosas que me preguntan mucho más de lo que imaginarías. Yo también planee unos primeros viajes loquísimos, pero con el tiempo aprendí que no hay prisa, incluso los más jóvenes necesitan un descanso, así que en viajes largos elige unos días “comodín”, quédate un poco más en alguna ciudad barata solo para descansar y recuperar fuerzas.

Piscina infinita del hotel La Carte en Danang – Foto Munukos

12. Lleva expectativas reales. Las fotos mienten y las fotos de las redes sociales más. Así que prepárate para ver las cosas como son y no te decepciones si no era tan grande, tan bonito, tan estético… lo que esperas ver.

13. Lo más bonito y, sobre todo, lo que más disfrutarás, no es lo más lejano, lo más caro o lo más visitado.

Cenote a menos de 4 km de Chichen Itza - Foto Mundukos

Cenote a menos de 4 km de Chichen Itza en México – Foto Mundukos

En el viaje

14. No tienes que ver todo. En cada destino hay una cierta lista de “must”. Esos lugares que tienes que ver por su importancia histórica, cultural o simplemente por ser lo más destacado. Pero mi consejo es: ¡No veas todo! Ve lo que tú quieras, a tu ritmo, disfrutando. En mis primeros viajes quería abarcar todo por “si no volvía nunca”. Olvídate de eso, siempre habrá más viajes y lo importante es disfrutar cada uno.

Estocolmo, Suecia

15. Despierta temprano para evitar multitudes y reserva con antelación si de verdad quieres ver algo. El Coliseo, la Torre Eiffel, la Sagrada Familia… todos estos lugares es mejor tenerlos reservados, así aseguras tu entrada y te ahorras colas al llegar.

16. Es posible trabajar de viaje. Sé que para muchos el viaje es el momento para desconectarse del trabajo y de las responsabilidades, pero también hay muchos que buscan hacer del viaje algo más permanente y nada mejor que eso que trabajar a distancia o en el lugar que visitas y así volver rentable la aventura. Aquí más información.

Trabajando desde la terraza del Yak Lake House en Bacalar – Foto Mundukos

17. Hay muchas cosas gratis en cada destino. Desde lo más obvio como caminar o sentarte a ver un atardecer, hasta museos, monumentos, recorridos guiados o espectáculos. Siempre hay cosas que hacer gratis en los destinos, a veces solo consiste en investigar un poco porque son días u horarios especiales. Aquí una lista de cosas que hacer gratis en Europa. 

18. Usa los Free Walking Tours.  Y sobre los recorridos guiados busca en cada ciudad los Free Walking Tours, rutas guiadas completamente gratis. Aquí te dejo una lista con más de 100 por todo el mundo. 

19. Siempre lleva una identificación. ¿Estudiante? ¿Maestro? ¿Menor de 25? ¿Residente? Hay muchísimas razones por las que puedes encontrar descuentos de viaje, así que nunca olvides una identificación que lo pruebe y antes de comprar siempre pregunta, sobre todo en museos pero incluso en transporte público hay descuentos  (¡este es un error que siempre cometo!).

20. Realiza una actividad local. Ve al supermercado, córtate el cabello, ve de compras a un lugar local, come en un restaruante de un vecindario residencial… es una excelente forma de conocer un lugar.

Bar de leche en Varsovia, una herencia del comunismo popularmente visitado por jubilados y estudiantes que buscan pagar muy poco por un menú completo – Foto @Mundukos

21. Camina. No hay mejor forma de conocer un nuevo destino. Y, si el trayecto es largo, utiliza el transporte público (Google Maps es un excelente aliado).

22. Aprende un poco del idioma local: hola, adiós y gracias nunca sobran. Y lleva un traductor, los de app son los más cómodos.

23. Desconéctate, pero tampoco te pases. Siempre es importante avisar a algún familiar o conocido tu ubicación e incluso dar el aviso de viaje al gobierno de tu país por si algo pasa sepan dónde estás.

Halong Bay en Vietnam - Foto Mundukos

Halong Bay en Vietnam – Foto Mundukos

24. Siempre viaja con los datos de tu embajada y de tu seguro de gastos médicos de viaje. Llevarlos escaneados en un lugar donde puedas acceder fácilmente, como tu correo electrónico es buena idea. Así si pierdes tu celular o tus copias solo necesitas una computadora con internet.

25. Valora la comida. Sé que no es fácil comer un plato de guiso de rata o de perro, pero tampoco se trata de llegar a extremos. Si algo he aprendido de viaje es que tener un plato en la mesa es un privilegio y no se debe dar por sentado, así que aunque no te encante lo que hay enfrente siempre valora que tienes qué comer, sin importar qué tan raro sea o diferente a lo que acostumbras.

Comida en Vietnam – Foto Mundukos

Equipaje

26. Cuida lo que empacas: lo pagarás (en vuelos y custodia de equipaje te cobrarán por tamaño o peso) y lo cargarás.

27. No dejes tu equipaje desatendido ni en lugares que consideres muy seguros y cuenta cuántos bultos llevas y siempre verifica que no dejas nada.

28. Usa cordones, cubremaletas o cualquier cosa que distinga tu equipaje para que sea más fácil que lo reconozcas y que nadie se lo lleve por error. Y al llegar al aeropuerto no pierdas tiempo en el baño o viendo tiendas, ve directo a la banda de reclamo de equipaje para ser de los primeros del vuelo en llegar y ver cómo llegan todas las maletas.

29. Pero sé discreto con tu equipaje de mano. El tamaño de las maletas de mano es muy específico y las de colores chillantes dan el efecto visual de que son más grandes y es más fácil que las vean quienes revisan y te pidan que corrobores que cumples peso y tamaño.

30. Invierte en tu maleta. Una buena maleta te puede salir bastante cara, pero agradecerás la resistencia, que pese poco y que funcione bien. Y guarda la garantía de tus maletas. Una buena maleta fácil te puede costar 250 USD (5 mil pesos mexicanos), pero la mayoría traen garantía de por vida, por pérdida en el aeropuerto y si se rompen. Lo que pasa es que nadie reclama cuando pasa esto, así que guarda la garantía para que tu inversión lo valga.

31. Lleva dinero y tarjetas en distintos lugares, nunca todo junto y nunca nada en la maleta que vas a facturar.

Compras de viaje

32. Verifica el precio. Antes de aceptar un producto o servicio siempre verifica el precio de éste. Cuando no hablas el idioma usa la calculadora de tu celular para que el vendedor te lo confirme, ya que puede ser que no se estén entendiendo y el precio sea mayor a lo que crees. Y por supuesto nunca aceptes nada antes de que te digan cuánto dinero va a ser, hay vendedores bastante abusivos que primero te dan cosas y cosas muy amables y luego te pasan la cuenta. Así que no aceptes nada hasta saber cuánto te va a costar.

Mercado de Monastiraki en Atenas – Foto Mundukos

33. Si te aceptan tarjeta de crédito sin cobrar comisión y tu banco no te cobra por uso en el extranjero, pagar todo con tarjeta de débito o crédito  es la mejor forma de tener el mejor tipo de cambio (el interbancario) y de no pagar comisiones por convertir moneda.

34. En cuanto a souvenirs, olvídate de lo estorboso, lo pesado, lo frágil y difícil de llevar, elige cosas que sean fácil de empacar en tu maleta. Si les contara a cuántos he visto volar con su sombrero de vietnamita puesto porque no cabía en la maleta…

35. Los mapas que te regalan, boletos y tickets son bonitos recuerdos, son gratis y no pesan.

Scratch Map - Foto Mundukos

Scratch Map – Foto Mundukos

36. Evita querer viajar con alimentos, grandes cantidades de alcohol o cualquier cosa prohibida por las aerolíneas y por migración. Si te toca revisión lo tirarán y pueden multarte.

37. Regatea cuando aplica, pero no te pases. Valora el trabajo de los artesanos y no ofrezcas una miseria aprovechando su necesidad. Y cuando no hay precios establecidos para algo, como los tours, y tienes que negociar con locales, investiga en internet cuánto pagaron otros viajeros para que no te timen.

Sobre el hospedaje

38. No hay una sola respuesta sobre qué es mejor o qué es más barato: hotel, hostal, hostel o apartamento. Todo dependerá del tipo de viajero que eres, tu presupuesto y el destino. Eso sí, deja el mito de que los hoteles son los más car y los hostales los más baratos. Te sorprenderás muchas veces.

Hostal Hanoi – Foto Mundukos

39. Sin importar en dónde te hospedes nunca olvides tapones de oído, antifaz para la luz y   un candado para tu maleta. Y si tienes, usa las cajas de seguridad.

Hive Hostel en Laos – Foto Mundukos

Comida

40. Si quieres ahorrar olvídate de los kioskos y maquinitas, ve al supermercado por tus snacks.

41. Sé cuidadosos con lo que comes. Probar es parte del viaje pero tampoco te pases, si no estás acostumbrado dale unos días a tu estómago. Pero prueba la gastronomía local.

Comida en el mercado viejo de Helsinki - Foto Mundukos

Comida en el mercado viejo de Helsinki – Foto Mundukos

42. En muchos destinos los vasos de agua son gratis en los restaurantes y en muchos el agua de la llave es potable (solo investiga antes de tomarla).

Sobre aeropuertos, aviones y migración

43. Los vuelos más baratos no son los que se compran con mucha antelación, ni de útimo momento, ni los martes en las madrugadas. Los precios van fluctuando y lo mejor es estar monitoreando el precio, puedes hacerlo manual o poner una alerta.

44. Las aerolíneas low cost no siempre son las más baratas.  A primera vista las aerolíneas de bajo costo ofrecen los mejores precios pero solo si viajas de ciertos aeropuertos, sin equipaje, sin comida… Así que siempre es mejor comparar con otras aerolíneas y no dejarte llevar por el mito.

AirAsia – Foto Mundukos

45. Entre más escalas más baratos son los vuelos y las escalas largas son perfectas para conocer un nuevo país.

Skyline Doha Qatar - Foto Mundukos

Skyline Doha Qatar – Foto tomada durante el tour gratis que dan en escalas. Foto: @Mundukos

46. Investiga los requisitos para viajar a un país diferente al tuyo antes de comprar cualquier cosa y ya al momento de viajar nunca olvides identificación, visa (en caso de ser necesario), reservas de hospedaje, comprobante de dinero (efectivo o comprobantes de cuentas). Y nunca mientas.

47. Los aeropuertos tienen salas VIP a los que puedes acceder si eres tarjetahabiente de ciertos bancos, si viajaste con ciertas aerolíneas o en cierta clase (bussiness y primera) y, lo menos sabido, pagando. Por una tarifa (sobre 50 USD), puedes ingresar y tener comida, bebida y otras comodidades durante tu escala.

Bar de Qatar Airways para Business class – Foto Mundukos

Consejo extra y el más importante: ¡Es tu viaje!

Nunca va a faltar quien te diga que tuviste que haber ido a un lugar u a otro; que fueron pocos días o muchos los que estuviste en un destino; que pagaste mucho por tu hospedaje… Pero, es tu viaje. Elige lo que te guste hacer y no lo que se supone que tienes que hacer. Si quieres ir a Roma y no pasar por el Coliseo sino pasar horas sentado en una plaza con un helado en la mano, sólo hazlo; si quieres ir a Tailandia y no conocer ninguna playa ve.

Tu viaje no se trata de cumplir con que dice una guía o los demás, sino de disfrutar a tu modo, a tu ritmo y a tu presupuesto.

(Visited 561 times, 1 visits today)