Las estafas más comunes en los viajes

Siempre lo he dicho, viajar no tiene por qué ser peligroso, pero la realidad es que al ser extranjero te encuentras vulnerable a algunas estafas. Aquí un recuento de las que me han tocado vivir en mis años de viaje y en las ciudades que he visitado, así que si te sabes alguna más déjala como comentario para que la integre a la lista.

Solicitar tu firma

En ciudades como París y específicamente a los alrededores de los lugares más turísticos te encontrarás a personas que te piden tu firma para apoyar alguna causa como: ayuda a drogadictos, huérfanos, refugiados… El motivo es lo de menos, el objetivo es que una vez que firmas te solicitan dinero para apoyar esa causa. Entonces ya tu firma no es suficiente, te dicen que también quieren dinero y si no se los das realmente no pueden hacer nada pero sí te reclamarán para presionarte.

Las pulseras

Siguiendo con la capital francesa, otra de las estafas más comunes es cuando personas se te acercan a venderte pulseras, te toman de la mano y no te sueltan hasta que les das dinero. Esta situación es frecuente en el área de Montmartre, pero también ocurre en otras ciudades de Italia.

Flores a cambio de dinero

Similar a la dinámica de las pulseras, en el sur de España es común que mujeres se te acercan con flores para que les des dinero a cambio. Son extremadamente insistentes y se encuentran sobre todo cerca de las iglesias.

Taxistas que se niegan a poner el taxímetro

Una práctica muy común en muchísimas ciudades del mundo es no poner el taxímetro y ofrecer a los turistas tarifas hasta del cuádruple. Esto ocurre en ciudades donde el transporte no se encuentra muy regulado, pero principalmente en aquellas que viajar en taxi es sumamente económico, por ejemplo: Bangkok, Kuala Lumpur o Budapest. Si te ocurre, lo mejor es pedir al taxista que encienda el taxímetro desde antes de subir, si se niega puedes esperar al siguiente, aunque eso sí hay en ciudades donde puedes parar 5 taxis seguidos que se nieguen y en ese caso lo mejor será negociar una tarifa “justa”. Puedes preguntar en recepción de tu hospedaje cuál es el precio aproximado de un trayecto y sobre eso negociar.

Cambiar el precio de los productos

En más de una ciudad encontrarás que los precios que se ofrecen a los locales son mucho menores que el de los viajeros. En este caso lo mejor es comparar e investigar cuál es el valor real de lo que necesitas. También es recomendable, en lo posible, comprar en tiendas establecidas como supermercados o centros comerciales en donde los precios se encuentran establecidos.

Excursiones

Algo muy común es encontrar timos en las excursiones. Aquí hay dos que me he encontrado más frecuentemente: ofrecerlas a precios distintos cuando se trata del mismo producto y dar algunas que sólo tienen el objetivo de venta de productos. En el primer punto se trata de la misma excursión pero dependiendo de dónde la compres el precio cambia. Pasa mucho en las que ofrecen los hoteles, en los que son de lujo los precios son más caros que en las que se ofrecen en hostales económicos. La solución es simple, compara los precios y en lo posible compra directamente con el operador de la excursión.

El segundo tipo de estafa va más con excursiones que sólo tienen el objetivo de llevarte a tiendas en las que te explican brevemente cómo  se fabrica un producto local (cigarros en el barrio cubano de Miami, esmeraldas en Cartagena, tapetes en Dubai…) pero la idea es que compres el producto. Muchas excursiones llevan varias paradas y la de la tienda es solo una más, pero hay otros enfocados únicamente en llevarte a locales donde te insisten demasiado en comprar algo y ésta es una práctica muy común en Bangkok.

Alerta de estafas en Bangkok – Foto: @mundukos

Los carteristas

Esto más que una estafa es un robo, pero lo incluyo en la lista para que estés alerta. En Europa es muy común que personas aprovechen los tumultos en el transporte público para abrir tu bolsa y robar. Especialmente sé cuidadoso en las entradas de los metros. Un candado en tu mochila o llevar la bolsa en la parte delantera es suficiente para prevenir esta situación.


Booking.com

Robo de zapatos

Otro tema que tiene más que ver con el robo se trata del de los zapatos. ¡Sí podría parecer una locura pero ocurre! En los templos budistas asiáticos te solicitan que te quites los zapatos para poder ingresar y aunque no lo creas en algunos hay alertas de que los lleves en tu bolsa porque se los pueden robar. No es muy común pero ocurre, sobre todo en los que no son los más populares.

(Visited 490 times, 1 visits today)

Deja una pregunta o comentario

Inicia la conversación

Notificarme
avatar
wpDiscuz