Viaja y come sano: ¿cómo cuidar tu dieta de vacaciones?

Disfrutar de la comida es parte de un viaje, pero las largas esperas en los aeropuertos, la comida nueva y los restaurantes para turistas también pueden provocar que termines comiendo cualquier cosa por el camino, así que si te preguntas cómo cuidar tu dieta de vacaciones, aquí algunos consejos para cuidar lo que comes mientras viajas.

1. Siempre lleva una botella de agua. Llevar agua te salvará muchas veces de terminar comprando cualquier bebida por la calle y muchas veces a precios altísimos. En muchas ciudades se puede rellenar la botella en bebederos públicos, incluso en países como Italia las fuentes de agua potable son toda una tradición.

2. Revisa los restaurantes locales. Sitios web como Tripadvisor son los mejores consejeros para decirte qué restaurantes son recomendados por otros viajeros, de esta forma podrás saber a dónde te conviene ir y qué tipo de comida encontrarás.

Restaurante en Siena. Italia - Foto @mundukos

Restaurante en Siena. Italia – Foto @mundukos

3. Visita los mercados. No sólo son un atractivo turístico en sí mismos al mostrar los productos más típicos de tu destino, sino que también son los lugares perfectos para encontrar frutas u otro tipo de alimentos frescos. Y si no te topas con ninguno en tu camino, otra opción son las fruterías, muy comunes en muchas ciudades europeas.

Mercado de Rotterdam, Holanda - Foto @mundukos

Mercado de Rotterdam, Holanda – Foto @mundukos

4. Evita la comida rápida. Sí, es una tentación constante: rápida, barata y disponible prácticamente en cualquier lugar. Sin embargo, aportan pocos nutrientes y muchas calorías y, sobre todo, te quitan la oportunidad de conocer la cocina local.

5. Prepara tu comida. Algunos hoteles, pero sobre todo los hostales y los apartamentos turísticos te dan la oportunidad de que prepares tu propia comida. Ésta es una excelente opción para ahorrar dinero y comer sano al mismo tiempo.

6. Busca restaurantes con menú. Muchos restaurantes cuentan con menús diarios que se convierten en una de las mejores opciones para comer equilibrado, conocer la comida típica, y no gastar mucho. En Europa, dependiendo la ciudad a la que viajes, puedes encontrar menús desde unos 7 euros (130 pesos mexicanos aproximadamente).

7. Solicita menú especial. No siempre es posible, pero muchas aerolíneas cuentan con menús bajos en calorías, sin gluten… Si viajas con aerolíneas de bajo costo tendrás que pagar, ya que la comida no se encontrará incluida, pero si se trata de viajes en los que los alimentos están incluidos muy probablemente podrás cambiarlos desde el momento en que viajas. Aerolíneas como Lufthansa o KLM cuentan con este servicio gratuito.

⚠️¡Es obligatorio viajar con seguro

El seguro es un requisito indispensable para viajar al extranjero. Lo puedes conseguir desde 20 USD  y si usas mi código MUNDUKOS recibes 20% de descuento. Cotizar seguro aquí. 

¡Completa tu viaje!

También te puede interesar:

(Visited 560 times, 1 visits today)