Lo que NUNCA deberías hacer en Estambul

Estambul es la ciudad más visitada y poblada de Turquía. Uno de los sitios favoritos de los viajeros, así que aquí te doy las recomendaciones de lo que NO deberías hacer.

1. Pensar que Estambul es la capital de Turquía. Es importante que no te confundas y sepas que Ankara es la capital de Turquía, sin embargo, Estambul sí es la ciudad más turística del país.

2. Creer que Estambul es muy peligrosa.  Al ser una ciudad tan visitada su nivel de seguridad es muy alto. Los principales sitios de interés están vigilados por policías y militares. Incluso durante la noche, en las áreas turísticas  encontrarás un ambiente seguro. Como en cualquier gran metrópoli no hay que olvidar el tener las medidas básicas como: evitar callejones oscuros, calles solitarias, vecindarios con altos índices de delincuencia, tener las pertenencias siempre a la vista, etcétera. En cuanto a las noticias sobre terrorismo y otro tipo de ataques, estos se concentran principalmente en fronteras y ciertos caminos. Por lo que si bien, no se puede decir que en Estambul no ha pasado ni pasará nada, no es una ciudad en un peligro constante.

Puente de Galata en Estambul - Foto Mundukos

Puente de Galata en Estambul – Foto Mundukos

3. No organizar el viaje. Estambul es una ciudad muy grande, por lo que es  importante que organices tu viaje para aprovecharlo al máximo.

4. No dedicar suficientes días. Es común encontrar rutas en Estambul de 2 días, sin embargo, te aseguro que un par de días no son suficientes. Las distancias en la ciudad son grandes, los atractivos son muchos, el tráfico para moverte hacia aeropuertos y otros puntos básicos puede ser caótico, así que lo mejor es dejarle por lo menos 3 días completos, aunque si tienes 5 días o más, no te arrepentirás.

Paseo en barco en Estambul - Foto Mundukos

Paseo en barco en Estambul – Foto Mundukos

5. No tramitar tu visa con tiempo. Para la mayoría de nacionalidades, tramitar la visa de Turquía es muy simple y se trata de un proceso de unos cuantos minutos (y gratis para los mexicanos). Sin embargo, tampoco te confíes, los visados electrónicos si bien tienen que estar listos en unos minutos se pueden llegar a complicar, por lo que es mejor tramitarlos por lo menos 10 días antes.

6. No planear tu llegada  a la ciudad. Si llegas de forma aérea a Estambul es importante que sepas a qué aeropuerto y cómo te moverás hacia tu alojamiento. Existen dos aeropuertos y el que se encuentra ubicado en la parte de Asia no cuenta con un transporte directo al centro, por lo que es muy recomendable pactar previamente un transfer a la ciudad.

7. No planear tu salida de Estambul. Al momento de irte verifica a cuál de los dos aeropuertos vas y mide tu tiempo. El tráfico en Estambul puede ser muy complicado y más si te diriges al aeropuerto, por lo cual es muy recomendable medir tu tiempo para evitar llegar tarde.

Viajar a Estambul en Otoño - Foto Mundukos

Viajar a Estambul en Otoño – Foto Mundukos

Tip de viaje. Sé sumamente cuidadoso si vas a elegir un transfer compartido. Es muy común en Estambul encontrar camionetas compartidas con horarios fijos que te recogen en tu alojamiento y que te llevan al aeropuerto por unos 13 euros. Una excelente opción en principio, sin embargo, exagera tu tiempo de trayecto si te decides por esta opción, ya que al ser compartida la camioneta tendrás que pasar por más pasajeros y puedes tener la suerte de ser el último, o bien, ser el primero y pasar cerca de una hora recogiendo personas antes de tomar el camino al aeropuerto. En mi caso casi pierdo el vuelo por esta situación y es que si bien consideré el tiempo de pasar por más pasajeros, ¡mi chofer se perdió! Así que mejor exagerar con los tiempos.

8. No seleccionar qué actividades harás. Es importante que antes de ir a Estambul decidas qué quieres ver. No solo para optimizar tu tiempo sino también porque existen entradas combinadas para varios sitios que te ahorrarán mucho dinero.

9. Comparar precios. Odio regatear, sin embargo, siempre comparo precios y tan sólo con esto ahorrarás muchísimo dinero en Estambul. Es impresionante cómo cambian los precios de una tienda a otra, ¡incluso aquellas que están juntas en el Gran Bazar! Un ejemplo sencillo son los imanes: el mismo lo ofrecían desde 5 hasta 25 liras (de menos de 1 euro hasta casi 3 euros). Un pequeño ejemplo de cómo los precios varían en esta ciudad. Un ejemplo más son los famosos elotes o mazorcas que cuestan 3 o 5 liras dependiendo de dónde los compres.

¿Necesitas seguro para tu viaje?

El seguro es un requisito indispensable para viajar a Europa. Lo puedes conseguir desde 17 euros y si usas mi código BLOGGERIM recibes 20% de descuento

Cotizar seguro
Iman en Estambul Turquia - Foto Mundukos

Iman en Estambul Turquia – Foto Mundukos

10. Comer en restaurantes para turistas. “¡Sal ahora mismo de ahí!” fue lo primero que me dijo mi amiga turca cuando le dije cuánto estaba pagando por una cena. Y es que como buena turista me enfoqué en restaurantes cercanos a mi hospedaje y que en mi caso coincidían con el área de Sultanahmet que es justo donde se encuentra la Mezquita Azul y Santa Sofía. Aquí fácilmente se pueden pagar 15 euros por una cena, precio que no te sorprenderá si vienes de países de Europa occidental, pero que es muy elevado para Turquía. Todo cambió cuando visité el área de Balat y terminé comiendo ahí por menos de 3 euros.

Fener y Balat en Estambul Turquía - Foto Mundukos

Fener y Balat en Estambul Turquía – Foto Mundukos

 

(Visited 214 times, 1 visits today)