Vientiane: ¿Vale la pena visitar la capital de Laos?

El día de hoy me encuentro en la que quizá es una de las capitales más tranquilas no solo de Asia, sino del mundo. Lejos del bullicio de ciudades asiáticas como Bangkok o Hong Kong, Vientiane, la capital de Laos, se convierte en un descanso para quienes como yo, realizan una ruta por el sur de Asia.

Pero comenzaré con lo más básico y es que la realidad es que pocos tenemos en nuestro imaginario colectivo a Laos y mucho menos a Vientiane. Y empecemos por el país, oficialmente República Democrática Popular Lao (por que sí, es Lao aunque todos lo conozcamos como Laos), es uno de los 49 países del sur de Asia y limita con Birmania, China, Vietnam, Camboya y Tailandia.

A pesar de sus muchas fronteras es un país poco visitado por los viajeros. Sin embargo, aquí te doy algunas buenas razones para que no lo saques de los destinos de tu lista y, en específico, me concentraré en Vientiane, la capital:

¡Vientiane es muy  barata!

La capital de Laos es considerada una de las ciudades más baratas del mundo. Eso sí para conseguir precios ganga es necesario que te alejes de las áreas destinadas a extranjeros. Por ejemplo, comer en un restaurante (de comida tailandesa u occidental) enfocado en viajeros, de eso con wifi, que aceptan tarjetas de crédito y que adaptan la comida a un paladar poco acostumbrado a los sabores de la región, cuesta sobre 10 USD. También es necesario caminar o usar autobuses y transporte público, ya que los taxis o tuk tuk, si bien no son carísimos pues no son del todo baratos (ej. Ir al Buddha Park desde la ciudad en tuk tuk es sobre 15 USD, ir en autobús menos de 2 USD).

2 USD por entrar a uno de sus principales templos – Foto Mundukos

Tiene una buena infraestructura turística

Quizá tengas alguna idea preconcebida de Laos y lo consideres un país peligroso y poco desarrollado y es que haber sido el país más bombardeado del mundo a nadie le da buena fama. Sin embargo, el desarrollo del país varía de ciudad a ciudad  y Vientiane es una ciudad desarrollada, con buena oferta hotelera (y una súper relación calidad-precio).

Restaurante en Vientiane – Laos

La visa es muy fácil y se hace al llegar

Tan sólo es necesario llegar a alguna de las fronteras o aeropuertos que permiten la entrada de extranjeros para tramitar tu visa on-arrival. Es decir, solo llegas al aeropuerto o punto fronterizo, llenas un pequeño formato (lleva bolígrafo y foto), pagas la tasa correspondiente a tu país (en USD o KIP, en mi caso fueron 30 USD para pasaporte mexicano) y listo puedes viajar por el país por 30 días.

Templo en Vientiane – Laos

Hay mucho que ver

Si bien no encontrarás tantos templos como en Bangkok, la realidad es que aquí si encontrarás un ambiente más auténtico y menos turístico. Así que no puedes dejar de visitar los principales: Wat Si Saket y Haw Phra Kaew. Tampoco dejes de visitar su Pagoda Haw Phra Kaew y, por supuesto, el Buddha Park (Parque de Buda), con sus más de 100 esculturas de buda.

Buddha Park en Laos – Foto Mundukos

Es muy fácil llegar

Con tantas fronteras de este país sería imposible que no fuera fácil llegar. Sin embargo, no todos los cruces fronterizos (por lo menos los terrestres) son tan recomendados. El caso de Vientiane no es este, llegar a esta ciudad vía Tailandia (vía el puente de la amistad) es muy seguro y fácil. Y si llegas por avión, también es muy fácil, la ciudad cuenta con un aeropuerto internacional.

¡Hay mucha variedad de hospedajes!

Y lo principal es que la relación calidad-precio es de las mejores. Un hostal de muy buena calidad se encuentra desde 11 USD y un hotel boutique desde 30 USD.

Hostal Laos – Foto Mundukos

Estas son sólo algunas de las muchas razones para visitar la capital de este increíble país, un destino que sin duda vale la pena agregar cuando realizas una ruta por el sur de Asia.

¡Completa tu viaje!

También te puede interesar:

(Visited 835 times, 1 visits today)